juguetes

Actualmente, muchas asociaciones de madres y padres demandan una mayor representación étnica en los juguetes; pero, en 1970, no era común encontrar muñecas de fenotipo negro o mulato.

Sin embargo, en muchas ciudades, pueblos y campos de República Dominicana había mujeres que confeccionaban figuras de trapo, las cuales podían ser negras, mulatas o blancas, de acuerdo con la preferencia de la clientela. En la foto aparece la muñeca negra de plástico que ilustra el capítulo IV de La niñez de Vega, El poder de no hacer daño, como recordatorio de que el pueblo dominicano es fruto de un crisol de razas.

Escribe aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.